Yo nunca seré pajarera…

Cuándo inicié en el campo de la fotografía no encontraba mi campo de acción, aquel que fuera para mí, exploré la mayoría de las técnicas, algunas me gustaron y otras me apasionaron. Ahora puedo decir que soy naturalista, me encanta el paisaje y los animales.

Más deja te cuento, desde el año 2017 mis amigos fotógrafos me decían, vamos a pajarear!, a lo que yo les respondía, no yo nunca seré pajarera o bird watcher, cómo también se le conoce a la actividad. ¿Porqué no me gustaba? Por qué los pájaros y yo no hacíamos clic, por así decirlo, cada vez que me acercaba a obtener una toma, ellos se iban, volaban irremediablemente. Y ni que decir de la pobre habilidad para hacer tomas de aves en movimiento.

En ese momento no tenía la paciencia de esperar la toma adecuada, las aves me parecían inaccesibles, es más, creo que nunca en mi vida había puesto atención en ellas.

A inicios del 2018 por fin me animé a participar en excursiones de avistamiento de aves, llevaba mi querida Nikon Coolpix B700, y empecé, al principio con miedo de no captar nada… no sé si sería la buena vibra de mis compañeros pero había dado pasos pequeños pero firmes en ésta área de la fotografía.

Decidí que si ya había iniciado a ser pajarera o bird watcher, debía de irme de la mano con compañeros que conocieran o fueran expertos en esa área, porque al principio solo tomaba fotos de “pájaros bonitos”, “pájaros gorditos” de un color o de otro, grandes o chiquitos, o sea, no sabía nada de tipos, especies ni nada.

Poco a poco fui aprendiendo cómo acercarme, cómo hacer la toma, incluso cómo debía ir vestida; aprendí también a tener paciencia, a esperar, a no cansarme, a disfrutar el entorno, a sentir a la naturaleza, a dejar ir, a liberar el estrés y a encontrarme a mi misma.

De igual manera, a usar las guías de campo, aplicaciones móviles y a identificar las diferentes aves, en esto último no soy experta, me equivoco, aprendo y desprendo y cuándo tengo dudas pregunto a mis compañeros.

En éste tiempo (9 meses) he recibido tres influencias fuertes, tres grandes inspiraciones, tres enseñanzas sobre técnicas, tips, consejos y demás, en ellos me he apoyado, he aprendido y me he inspirado; me falta mucho para alcanzar su trabajo, pero camino firme y constante, no importa si una toma me salió desenfocada o movida, la siguiente me saldrá mejor, y siempre habrá un lifer acechándome a la vuelta de la esquina o escondido en la siguiente rama.

“Espero haber aprendido bien...  me transmitiste tú pasión,  y ahora así me conduzco yo...  cuidando, protegiendo,   amando, preservando... Qué mis acciones transciendan en el tiempo, qué me permitan ser un ejemplo…”

Alma Delia Chávez Rojas
Alma Delia Chávez Rojas

Alma Delia Chávez Rojas

Amante de la Naturaleza y las aves. Naturalista y fotógrafa.

Agradezco a:

  • Oveth Fuentes, su paciencia, instrucción y conocimientos sobre aves.
  • Osiris Ocampo, su entusiasmo, los consejos fotográficos y tips.
  • Enrique Rabelo, por ser mi ejemplo a seguir…

Compártelo en tus redes sociales y ayúdanos a difundir nuestro trabajo por la Naturaleza. Gracias.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *